Blog

¿Cuál es el mejor momento de empezar una dieta?

¿Cuál es el momento de empezar una dieta?

Estoy segura que adivino las posibles respuestas al momento idóneo de empezar una dieta:MEJOR MOMENTO PARA EMPEZAR UNA DIETA

  • El lunes
  • En enero
  • En septiembre…

¿Qué pensáis vosotr@s?

El mejor momento para empezar una dieta es ahora mismo: Más tarde podría ser nunca “Un hoy vale por dos mañanas” Eso lo decía Benjamín Franklin y lo digo yo también, en una sociedad obesogénica en la que media vida la pasamos sentados a una mesa llena de manjares lleno de calorías es difícil tener dos semanas seguidas para comer de una forma sana y saludable. … seguir leyendo

inestabilidad emocional

La inestabilidad  emocional que produce no tener el peso adecuado

Consejos para superar la inestabilidad emocional

Tod@s, en algún momento de nuestra vida hemos seguido algún tipo de dieta, lo más habitual es que las tomemos de internet, de revistas, nos la recomiende algún amigo o, en los menos casos, nos la paute un experto. Esto puedo llegar a provocarnos una inestabilidad emocional aunque ni siquiera seamos conscientes.

Las empezamos con ilusión, nos implicamos dejándonos la piel en cumplirla al pie de la letra, esto, por desgracia, nos dura un corto periodo de tiempo y  pasados unas dos o tres semanas  volvemos a recaer en los malos hábitos. Igualmente nos pasa con el ejercicio, nos apuntamos gym, nos compramos bolsa, deportivas y equipo a juego… pero la mayoría de las veces, no cumplimos ni la primera cuota.

Nos sentimos decepcionados,  la motivación disminuye y nos apuntamos otro fracaso más a nuestras espaldas. Ahora sabemos que volver a empezar de nuevo, será más difícil la próxima vez y entonces es cuando llega esa inestabilidad emocional de la que hablamos.

Evitamos el tema delante de nuestros familiares y amigos, pasamos por un momento de aislamiento y cómo podemos vamos digiriendo nuestro sentido de culpabilidad por no ser capaz de conseguir el peso adecuado.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que para poder sentirnos bien por fuera necesitamos estar bien por dentro, siii ya se… esta afirmación resulta muy obvia, y sobre todo muy manida, pero si te detienes un momento a reflexionar te darás cuenta que tiene más sentido del que piensas. La sociedad actual nos obliga a un ritmo frenético, hace que olvidemos lo que más importa, por olvidar, nos olvidamos de nosotros mismos, de nuestras prioridades más genuinas, es por ello que llevar una vida estable y encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente es fundamental.

Consejos para un estilo de vida saludable

Las recaídas y la inestabilidad emocional nos indican que algo no estamos haciendo demasiado bien. Es por ello que desde Diesalud queremos daros unos consejos para  que llevar un estilo de vida saludable sea un proyecto realizable y no una utopía castradora:

  • Realiza los descansos y sueños adecuados, escucha a tu cuerpo es el que te dará la respuesta.
  • No picotees entre horas, los horarios están para cumplirlos, esto provocará que llegues sin hambre a la comida, comas menos y vuelvas a picotear en horas inadecuadas.
  • El ejercicio es importantísimo para sentirnos activos y llenos de vitalidad. Con el tiempo los huesos y músculos van perdiendo funciones y el único método para combatirlo es el ejercicio, camina, sal a correr, realiza tu deporte favorito o introdúcete en un mundo nuevo, si no encuentras un deporte que te motive, elige , por lo menos el menos de disguste, 30 minutos al día indispensables y estoy segura que compatible con tu trabajo y ritmo de vida.
  • Cuida y amplia las relaciones sociales, la mayor fuerza y motivación para seguir  es sentirse integrado en la comunidad. Realiza actividades en grupo, pueden llegar a ser muy reconfortante.
  • No menos importante es mantener y cuidar el entorno familiar. Siempre que puedas come en familia, preocúpate en hacer una llamada a ese familiar que llevas tiempo sin hablar o que no hablas con él lo que deberías.
  • Mímate y saca tiempo para ti al menos 30 minutos al día. Tomate una ducha relajante o simplemente no hagas nada.

Si quieres sentirte bien por dentro y que esto se vea por fuera,  el mayor impulso para conseguirlo es la estabilidad. Ni los excesos, ni los déficit son buenos, muévete en un equilibrio saludable. Tu salud mental y física te lo agradecerá.

El profesor Mihály Csíkszentmihályi, autor del libro Fluir, estuvo entrevistando durante más de 20 años a gente de todo tipo: ricos, pobres, hombres, mujeres… preguntándoles qué es lo que les hacía felices. Y llegó a la conclusión de que, contrariamente a lo que la gente se cree, los mejores momentos de una persona no eran los momentos de ocio (como ver la televisión, charlar con tus amigas en un café, etc), sino que los mejores momentos eran cuando el cuerpo o la mente de una persona habían llegado hasta su límite para conseguir algo difícil y que valiera la pena. Y es aquí, cuando me tomo la libertad de subrayar ‘difícil’ y ‘que valiera la pena’. Porque llevar una vida saludable… ¡Es difícil! ¡Pero vale la pena!

Las dietas rápidas, un milagro mal entendido

dietas rápidas

Septiembre, el mes de las dietas rápidas

En este nuevo post vamos a explicar qué son las dietas milagro o dietas rápidas de las que hablamos un poquito la semana pasada y del conocido efecto rebote. Y es que Septiembre es el mes de los inocentes, si no estoy loca y he dicho bien, el mes de l@s inocentes, ya que no hay mes que más gente desee creer en los milagros, aunque no crea en dioses ni reconozca la religión católica.

Después de un verano de cervezas y helados, de noches de terrazas y siestas de 4 horas ahora nos da la risa… si ahora nos acordamos que en junio cogimos vacaciones como si de niñ@s de párvulos hablásemos y nos abandonamos al placer de la grasa, los hidratos de carbono y el sedentarismo más absoluto.

Ahora nos acordamos que cabíamos en nuestros vaqueros favoritos y que la báscula del baño nos sonreía por las mañanas. Volvemos al trabajo y nos da pánico encontrarnos con la sonrisa maliciosa y socarrona de nuestros compañer@s que no se fijarán en nuestro lindo moreno, sino en los 4 cm. de más de nuestra cintura, jejeje…

¿Qué hacemos para perder peso?

¡¡Dios míoooo!! ¿Cómo puedo perder 5 kg en cuatro días? Sudamos, rezamos algo que aun recordamos de nuestra primera comunión y nuestras neuronas se bloquean, vamos a Mr. Google y ponemos en el buscador: dietas rápidas, ¿cómo perder 10 Kg en 2 días?, adelgazar rápido… en fin, que os voy a contar que no sepáis. Y lo más curioso es que os van a salir miles de opciones, dietas hipocalóricas de todos los estilos y de todos los colores, pero que tienen una cosa en común: no perderéis los kilos de grasa que os sobran, con un poco de suerte, perderéis agua, masa muscular, pero lo que si vais a perder seguro es vuestra salud.

¿Qué son las dietas milagro?

Las dietas milagro son un tipo de dieta realizada por personas no cualificadas, que promete duros a pesetas y que lo único que quieren es aumentar su cuenta del banco a costa de vuestra buena voluntad.

Las dietas milagro tal como cuento en este post, son fáciles de detectar:

  • Son dietas que no aportan las calorías necesarias para nuestro metabolismo.
  • Se basan en la restricción de nutrientes necesarios para nuestra salud.
  • Hacen promesas falsas, adelgazar sin dejar de comer y sin mover un músculo.
  • Las prescriben personas que no son profesionales reconocidos del mundo de la dietética y la nutrición.
  • No explican por qué esa combinación de alimentos te hará adelgazar.
  • Se sirven de la falta de fuerza de voluntad de las personas.

¿Creéis que si las dietas milagro o dietas rápidas fuesen efectivas Marlon Brandon estaría en 160 Kg? o que Jonh Travolta, Mariah Carey, Kristie Alley, Alec Baldwin luchen continuamente contra su sobrepeso?

Así que dejaros de milagros y fanfarrias por el estilo y acudir a un/a profesional que podáis contrastar su reputación y que os haga un plan de adelgazamiento de acuerdo a vuestra necesidad y estado de salud.

Si queréis contar con Diesalud, estaremos más que encantados de ayudaros a cambiar vuestro estilo de vida y a no volver a mencionar nunca más la palabra dieta.

Puedes contactar con nosotros en el 951 10 89 28 / 677 555 988.

¿Dietas milagro para adelgazar rápido?

dietas milagro

Mejor apostar por una dieta sana que por dietas milagro. Te contamos por qué y cómo mantener tu peso ideal de forma saludable.

Aquellas personas que quieren adelgazar muy rápido acuden a las llamadas dietas milagro (dieta dukan, paleodieta, detox, etc.,) o se saltan alguna comida, como el desayuno o la cena, no son conscientes de que ese método no le servirá a largo plazo y mucho menos ayudará a su salud.

¿Qué debemos hacer entonces para llevar una dieta efectiva? Lo mejor es tomar el control de nuestra alimentación, pasarnos a una vida saludable y no olvidar que nuestro metabolismo está preparado para recibir alimento cada tres horas, es por eso que si no le llega, se pone en modo alarma. Su obligación es de preservar nutrientes para los órganos vitales, como corazón, riñones, hígado…

En cuanto nuestro metabolismo nota que no le llega alimento y nutrientes suficientes empieza a guardar reserva en forma de grasa y además baja el nivel de gasto, por lo que el metabolismo se ralentiza parando el gasto energético, y no contento con eso, en la siguiente ingesta, como tiene conciencia de que antes le faltó vuelve a hacer una reserva rápida. Es por eso, que es totalmente contraproducente saltarnos comidas o pasarnos a dietas milagro que no incluyen todos los alimentos que nuestro organismo necesita y que luego nos hace caer en el tan conocido “efecto rebote“.

¿Y por qué ocurre? Las dietas muy restrictivas o dietas milagro hacen que se active ese modo “supervivencia o de ahorro” y cuando volvemos a consumir cualquier tipo de alimento que antes no recibíamos, nuestro organismo empieza a guardar y guardar recuperando muy rápidamente el peso perdido.

Entonces, ¿qué dieta para adelgazar puedo seguir que me ayude a llevar una vida saludable? Y aquí llegamos a lo importante, de hecho, el único secreto para adelgazar saludablemente es tu estilo de vida. Sí, si, ¡como oyes! Nada de saltarse comidas o dietas milagro, una dieta sana y equilibrada nos mantiene en nuestro peso ideal para siempre gozando de ¡una salud de hierro!

Es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una dieta equilibrada y hacer cinco ingestas diarias:

  • Desayuno, debe contener un lácteo, una ración de proteína, 60-80 g. de pan y una cucharada de aceite de oliva.
  • Tentempié de media mañana, normalmente una pieza de fruta, yogur, o frutos secos.
  • Comida, una ensalada o alguna verdura cruda, una ración de proteína y una ración de hidratos de carbono.
  • Merienda, igual que la media mañana puede componerse de fruta fresca, yogur, tostada con aceite, leche, o fruta deshidratada. Evitar los frutos secos a esta hora, ya que son muy calóricos.
  • Cena, Aunque se aconseja una ración de verdura, una de proteína y una de hidratos de carbono, yo personalmente, si no se hace ejercicio por la tarde o se tiene un trabajo sedentario, recomiendo prescindir de los hidratos de carbono, como norma general.

– En caso de tratarse de una persona diabética es aconsejable hacer una recena antes de acostarse, como por ejemplo  un yogur.

Apuesta por un nuevo estilo de vida, apuesta por una dieta sana.

Desayuno

Aunque todas las comidas son importantes e imprescindibles, pero, no es menos cierto que el desayuno es la comida más necesaria, ya que llevamos 10-12 horas de ayuno, en las cuales nuestro cuerpo ha acabado con sus reservas, con lo que necesita necesariamente energía para dar comienzo a nuestra jornada diaria. Un buen desayuno debe aportarnos un 25 % del total calórico del día. y sus beneficios son:

  • Despierta nuestro metabolismo
  • Aumenta nuestra capacidad de aprendizaje y concentración
  • Mejora la memoria y aumenta el rendimiento físico

Tentempié de media mañana

Pasadas las tres horas de haber desayunado, nuestra energía empieza a agotarse, empezamos a segregar insulina y nuestro cuerpo necesita de nuevo un aporte de alimento, no es necesario una gran cantidad de comida, con un 10% del total de las calorías diarias es suficiente para llegar en plena forma hasta la hora de la comida del medio día. Otra ventaja de tomar el tentempié de media mañana es no llegar a la comida del medio día con mucha hambre, así evitaremos llegar devorando e ingerir más calorías de las recomendadas.

Comida

Supone el 35 % del total de las calorías diarias y es aconsejable hacerla en familia, este momento debe ser relacionado con la armonía y la felicidad, debemos de aprovechar la comida para comunicarnos y disfrutar, sin televisión ni periódicos, sin ni nada que nos distraiga del placer de disfrutar de una deliciosa  y nutritiva comida en compañía de nuestros hermanos, hijos, abuelos, padres, etc…

Merienda

Segundo tentempié del día,  igual que la media mañana, debe suponer  el 10% de la ingesta calórica total del día. Nos proporcionará la energía suficiente para acabar el día y llegar a la cena sin mucha hambre.

Cena

Es la última comida del día, y nos debe proporcionar el combustible suficiente para toda la noche, serán muchas horas sin ingerir ningún alimento, no debemos prescindir de ella, ya que aunque nosotros estemos durmiendo nuestro metabolismo no, el sigue trabajando, eliminando y reparando  para que mañana al despertar estemos en plena forma.

La cena debe suponer un 20 % de la ingesta total calórica y debemos excluir de ella alimentos calóricos y altos en grasa o hidratos de carbono simples, como dulces, cereales, fritos, etc. A estas horas nuestro cuerpo está en los momentos más bajos de quema de calorías, por lo que no necesitamos alimentos muy energéticos, recuerda que toda aquella energía que nuestro cuerpo no gaste se almacenará en forma de grasa en tus adipocitos.

Espero que este post os haya resuelto algunas dudas y sobre todo que os haya animado a cuidaros y cambiar de rutina sin apostar por dietas milagro. ¡¡Los milagros no existen y cada comida cuenta!!

¿Y tú, te pasas a una vida saludable?

UNA MANZANA… ALEJA AL MÉDICO

 

Este dicho inglés tiene detrás una serie importante de investigaciones que demuestran los beneficios de esta fruta, que últimamente parece que está siendo relegada por ese sinfín de frutas exóticas que nos llegan allende del mar. … seguir leyendo

ADELGAZAR Y MENOPAUSIA

 

“La llegada de la menopausia conlleva varios cambios en el organismo de la mujer como la subida de peso y el aumento de grasa corporal. La menopausia también aumenta el riesgo de la descalcificación ósea, el colesterol alto y las enfermedades cardiovasculares”.

Este párrafo anterior, lo podemos leer en miles de post, anuncios de productos para los sofocos,  paginas oficiales de clínicas con tratamientos paliativos para solucionar el problema de la obesidad, balón intragástrico, cirugías bariátricas, etc… … seguir leyendo

Niñ@s bien alimentados adultos sanos y felices – La alimentación infantil es fundamental

Alimentación infantil

Esta semana he tenido la suerte de asistir a un curso intensivo cargado de ponencias de alto nivel, el tema, el mejor, mi tema favorito: “La alimentación infantil”. Sí, sé que este tema es un tema muy recurrente, incluso te aceptaré que muy recurrente, pero os aseguro que nunca se habla demasiado de la salud de nuestros hijos.

Como digo siempre, los niños son patrimonio de la humanidad, son el futuro, si les hacemos crecer débiles y con poca salud, el futuro de la humanidad peligra.

Ya que la obesidad en general y la obesidad infantil tiene origen multifactorial, el abordaje ha de hacerse de esa misma manera. Voy a intentar hacer un recorrido completo y no demasiado tedioso por l@s distintos ponentes, plasmando aquí la idea principal de cada discurso:

Verduras Alimentación infantil

Dra. Mercedes Atienza Ruíz

¿Cómo aprenden los niños?

Los niños aprenden por estímulos desde el vientre materno, una vez fuera de él se sirve de los sentidos para incorporar conocimientos, la vista, el olfato, el tacto. Ellos necesitan asociar elementos y se sirven de la repetición para fijar conocimientos de su entorno. Si aplicamos esto a la alimentación, no es necesario decir que los primeros ejemplos a seguir serán sus padres, aprenderá los sabores a través de la placenta de todos aquellos alimentos que su madre ingiera, y eso va a determinar sus preferencias por uno u otros sabores.

Dra. Griselda Herrero

Sociedad obesogénica

Si hemos dicho anteriormente que los niños aprenden por asociación, y repetición y a través de los sentidos, muy difícil lo vamos a tener si continuamente a su alrededor, los alimentos no saludables están por todas partes, televisión, redes, anunció en parada de autobús, paredes de la ciudad… De hecho pensamos que comemos lo que queremos, creemos que somos libres para elegir nuestra alimentación, en serio, nada más lejos de la realidad, comemos lo que la industria le interesa vender, y sobre todo les damos a nuestros hijos aquello con lo que las grandes empresas de alimentación ganan más dinero.

D. Manuel Soto Alés

Con el sedentarismo hemos tocado, dejemos de pensar que la alimentación es un 70 %, deporte 30 %, o cualquier otra combinación de proporcionalidad que se nos ocurra, alimentación 100 %, deporte 100 %. Y cuando hablo de deporte en los niños, evidentemente hablo de vida activa, para un niño de cualquier edad el ejercicio es jugar. En una sociedad sedentaria, dónde los niños no tienen espacio para jugar y los padres no tienen tiempo de acompañar a sus hijos al parque un mínimo de dos horas al día y con el atractivo que los aparatos tiene para los niños la obesidad está servida. Los niños ya no necesitan crear, inventar jetos, y mucho menos ir a buscar los elementos necesarios para construir un juguete, algo que se parezca a un coche, a un OVNI o a un balón. Todo está servido en bandeja, la industria juguetera tiene todo lo que el niño necesita para no moverse de su sillón en toda la tarde, incluso ya hasta el movimiento se recrea virtualmente. Yo me pregunto ¿Avanzamos o nos sentamos a vivir lo que otras personas han creado para nosotros? ¿Queremos niños activos y creativos, o preferimos niños tranquilos sentados ante una pantalla comiendo patatas fritas y chuches?

Padres, profesores y adultos en general tenemos que hacer un examen de conciencia y pensar como fue nuestra infancia y cómo es la infancia que les estamos ofreciendo a los niños de hoy, a los adultos del futuro.

Adelgazar en verano sin dietas milagro ni productos mágicos.

Como todos los años llega el verano, la ropa de colores claros, los tejidos vaporosos y transparentes, pantalones cortos y espaldas descubiertas. Todo muy moderno  y favorecedor, pero tenemos un pequeño contratiempo, esos kilillos de más que se nos han colado durante el invierno y que se acumularon en nuestra cintura, en nuestras caderas o en nuestras piernas, y lo que es peor… en los tres sitios a la vez. ¡¡Horrorrrr¡! ¡¡Tengo que hacer algo!! ¿Pero qué?

 

Momento de pánico… pero yo os digo: ¡¡Tranquilidad!!

Adelgazar es fácil y mucho más en verano, ¿No te lo crees??? Pues estáte atent@ a estos consejos:

  • Aprender a distinguir el “hambre emocional del hambre real”, cuando sientas deseos de picar algo, primero bebe un vaso de agua, si aún sigues deseando comer , piensa… ¿Me comería un plato de lentejas, de judías verdes, de paella…? Si vuestra respuesta es “no”, está claro, no tenemos hambre, nuestro cerebro no está jugando una mala pasada, nos está tentando, en realidad quiere algo dulce, algo calórico. Este es el momento en el que debemos ser fuerte y decir no; una vez tu cerebro acepte que no vas a comer lo que él te pide, sino que será tomate picado, pepinillos, agua, un a fruta o un yogur, créeme, dejará de pedírtelo y tu ¡¡habrás ganado!!!

 

  • Tómate tu tiempo para organizarte la comida de la semana, hazte una lista de la compra y ve a comprar lo que necesite, pero ve directo a las calles de lo que tienes anotado en tu lista, no deambules por el súper mercado, exponiéndote a las mil y una tentaciones que tiene para ti y tu despensa no será una constante tentación.

 

  • Procura no comer fuera de casa, la comida de restaurantes, siempre será más calórica que la de tu casa, tendrá más grasa y de peor calidad, más sal, más azúcar y más hidratos de carbono.

 

  • Cambia tu estilo de vida, aparca el coche y muévete en bici o en bus o metro , si hay mucha distancia, no permanezca más de una hora sentado en tu tiempo de ocio, levántate y pasea aunque sea por la casa, asómate a la terraza, estírate para activar un poco tu metabolismo. Procura caminar una hora todos los días, aumentando la intensidad o el tiempo en 15 minutos todos los meses.

 

 

 

  • Bebe un vaso de agua todos los días nada más levantarte, si tienes tiempo una infusión de jengibre. El jengibre acelera nuestro metabolismo y mejora la digestión, a la vez que favorece la absorción de nutrientes y eliminación de desechos del organismo, lo que evita el aumento de peso. Puedes tomar varias durante el día.

  • Implántate tus propios horarios de comidas, de forma que sean siempre a la misma hora, aproximadamente, y que no pase más de 4 horas sin ingerir ningún alimento.

 

  • Saca de tu armario una prenda que ya no te entre, pantalón, falda o vestido, y pruébatela casi todos los días, será un incentivo que te ayudará a superar los malos momentos.

En fin, como veis son una serie de pautas perfectamente asequibles y realizables por todo el mundo así que NO TIENES EXCUSA.

Si necesitas ayuda para empezar tu cambio, SOLICITA TU CITA AQUÍ, conoce el Método Diesalud y empieza ya a ser como quieres ser!