“La llegada de la menopausia conlleva varios cambios en el organismo de la mujer como la subida de peso y el aumento de grasa corporal. La menopausia también aumenta el riesgo de la descalcificación ósea, el colesterol alto y las enfermedades cardiovasculares”.

Este párrafo anterior, lo podemos leer en miles de post, anuncios de productos para los sofocos,  paginas oficiales de clínicas con tratamientos paliativos para solucionar el problema de la obesidad, balón intragástrico, cirugías bariátricas, etc…

            Sin embargo mi experiencia como profesional de la nutrición y la dietética y como mujer, que ve cada día entre 10-15 mujeres, más amigas, primas, vecinas, es que una gran mayoría de mujeres se pasan medía vida echando la culpa de su obesidad a la regla y la otra media vida a la menopausia. Sé que esto puede crear polémica y, desde luego, no es lo que la mayoría de mujeres que me seguís queréis oír, pero es la realidad.

            Yo creo que el conocimiento, nos hace libres, y sobre todo nos da poder. Actualmente tenemos  mucha información, la suficiente para poder tomar las riendas de nuestro sobrepeso y ponerle remedio. Ya es hora de dejar de quejarse por algo que es inherente al ser humano:

            Con la edad, disminuye la masa ósea y  aumenta la masa grasa, y eso pasa tanto en hombres como en mujeres, y  que yo sepa, los hombres no tienen menopausia.

  • Con la edad aumenta la masa grasa:

            A partir de los 25-30 años hemos de reducir nuestra  ingesta en un 10%, cada década, es decir, una mujer de 50 años, debe comer un 30 % menos que una mujer de 20 años. Y no porque la vida nos castigue a las mujeres, simplemente, porque no necesitamos más, ya no tenemos que crecer, y no tenemos que reservar para un posible embarazo. Yo no creo que la menopausia, en sí, produzca aumento de peso, mas bien, lo que produce un traslado de la grasa acumulada en las caderas, hacia la zona abdominal, debido a la pérdida de hormonas femeninas, estrógenos,  que lleva a un desequilibrio hormonal, pasando a predominar más las hormonas masculina, testorenonas,  que  las femeninas.

  • Con la edad disminuye la masa muscular:

Cierto, por lo que, lo único que podemos hacer, es poner remedio intensificando nuestra actividad física, en contraposición a lo que se suele hacer y lo que nos pide nuestro organismo, pasar más tiempo sentado.

 

            En resumen, afortunadamente,  a pesar de nuestros genes, nuestro sexo, y nuestra edad, nosotros tenemos mucho que hacer para solucionar el problema de nuestro exceso de peso, y eso es una noticia importante, ya que quién va a hacer más por nosotros que nosotros mism@s, como digo siempre, ojalá todos contratiempos que me ponga la vida, su solución dependa de mí. Por lo tanto, ¡ánimo! Si cambias tus hábitos alimenticios no saludables por una dieta sana y equilibrada, y tu estilo de vida sedentario por una vida activa el sobrepeso, la osteoporosis, el colesterol, etc no harán nido en tu salud.

Convéncete de que no cambiarás tu vida hasta que no cambies tus hábitos, y que no se trata de luchar por una vida larga y un cuerpo perfecto, sino por calidad de vida, tanto física como psicológica.

Si necesitas ayuda para empezar tu cambio, SOLICITA TU CITA AQUÍ, conoce el Método Diesalud y empieza ya a ser como quieres ser!