¿Estás cansado de la rutina en tu gimnasio?

           Crosfil, deporte para adelgazarPractica Crossfit, la última tendencia en deporte. Cuando entras en un box, tu primera sensación es de que no es un gimnasio convencional. Llama la atención, la falta de máquinas, cintas para correr, televisores  o espejos. Generalmente son naves industriales con techos altos y la zona dedicada al deporte se ubica en el espacio central, donde encontramos los  utensilios principales de uso,  balones medicinales, barras para hacer dominada, cajas, anillas olímpicas, máquinas de remo, pesas de halterofilia y ‘kettlebells’ (pesas rusas).

¿Qué es?

            Se trata de un entrenamiento total del cuerpo basado en los métodos utilizados por unidades militares y fuerzas especiales, fueron los americanos los pioneros en tomar este tipo de entrenamiento militar, adaptarlo al público y patentarlo como un programa con una marca registrada en el año 2000.

                Son clases de una hora, y el instructor es  una pieza clave, ya que es el encargado de controlar el entrenamiento y variar el peso y el número de repeticiones para cada alumno, y ellos han de ir anotando sus tiempos en cuadernos o pizarras.

¿Qué se trabaja?

            El objetivo del crossfit es el entrenamiento las capacidades físicas del alumno y no grupos de músculos aislados. En las sesiones de Crossfit se trabaja con una intensidad muy alta y un tiempo reducido,  de esta forma, se mejora la capacidad aeróbica y otras capacidades físicas como la flexibilidad, la coordinación o la agilidad. En crossfit cada alumno compite con si mismo.

¿Quién puede practicar Crossfit?

            Para practicar crossfit, es necesaria una buena base en preparación física,  Por lo que normalmente, en las clases de crossfit existen diferentes niveles, que permite al nuevo alumno mejorar a lo largo del tiempo, es cuestión de trabajo y paciencia para poder comenzar.

                Normalmente  el nuevo aspirante debería hacer primero algunas clases adaptativas en las que aprendan la técnica y los movimientos  básicos, pero sobre todo cada participante debe de ser consciente de sus capacidades y limitaciones para poder trabajarlas y progresar poco a poco. “Siempre debemos ser responsables en nuestro entrenamiento”.