El Índice Glucémico (IG) determina la velocidad a la que nuestro organismo es capaz de digerir los Hidratos de Carbono hasta su aparición en el flujo sanguíneo en forma de glucosa.

   IG Alto / IG Bajo: Alimentos con un IG Alto significa que su paso a la sangre en forma de glucosa se producirá de manera muy rápida, y por el contrario, alimentos con un IG Bajo quiere decir que el paso de la glucosa al flujo sanguíneo se hará de manera más lenta y progresiva.

¿Varía el Índice Glucémico?

                El IG de los alimentos puede variar, si combinamos un alimento rico en Hidratos de Carbono con alimentos ricos en Proteínas o Grasas haremos que el IG de éste sea menor, como por ejemplo, al combinar pan blanco con aceite.

                También el IG puede variar según la manera de cocinar, por ejemplo si cocemos mucho la pasta el IG de ésta se verá incrementado.

                El IG también varía al recalentar los alimentos en el microondas, cuando hacemos esto el IG aumenta.

Qué tipo y en qué momento:

  • Antes de entrenar: Debemos elegir aquellos alimentos con un IG Bajo, por ejemplo: pasta/arroz integral, cereales integrales o avena. Intentaremos tomarlos unas 2 – 3 horas antes de entrenar.
  • Durante el entrenamiento (siempre y cuando éste sea de muy larga duración): elegiremos alimentos con un IG Alto, por ejemplo: bebidas isotónicas, geles, etc.
  • Post-entrenamiento: siempre alimentos con un IG Alto, por ejemplo: pasta/arroz normales, pan blanco o patata asada.

  He de añadir que el consumir un alimento con un IG Alto no me asegura una respuesta glucémica alta, ya que he podido consumir una cantidad muy pequeña de dicho alimento.