la-importancia-del-aguaLa importancia del agua en la vida.

Si desde pequeños nos han enseñado en el colegio que el agua es condición necesaria para nuestro planeta, para los seres que lo pueblan y si ni animales, ni plantas, pueden sobrevivir sin agua, ¿alguien puede dudar de la importancia del agua para las personas?, personas con organismos compuestos con un 70% de agua por cierto.

En este artículo vamos a explicar por qué el agua es tan necesaria para nuestra salud y para nuestra dieta.

Explicaba en un artículo el jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Carlos Haya, Federico Soriguer, que una persona puede sobrevivir hasta 90 días bebiendo sólo agua, el cuerpo humano tiene mecanismos para paliar la falta de alimentos, sin embargo no se puede vivir sin este líquido. 

No es de extrañar, entonces, que un vaso de agua corte la sensación de apetito a casi el 100% de las personas que hacen régimen, (lo demuestra un estudio hecho por la Universidad de Washington). Estamos mucho más preparados para soportar las hambrunas, que los excesos de comida, (vea el post: Una alimentación saludable), pero que no te quepa duda, no estamos preparados para soportar la falta de agua en nuestro organismo.

la-importancia-del-agua

¿Qué nos provoca la falta de agua?

Cada día, por diferentes vías, perdemos alrededor de 2 litros de agua de nuestro organismo, litros que deberíamos recuperar mediante líquidos y alimentos durante la jornada. Lamentablemente, pocas personas llegan a recuperar la cantidad de agua que perdemos por la actividad diaria; aún cuando vivimos en una parte del planeta en el que este recurso vital está al alcance de nuestra mano, en cada una de nuestras casas. Si hacemos caso a este dato, la mayor parte de nosotros vivimos en una situación de deshidratación constante, por lo tanto ¿en qué nos afecta la falta de agua?:

  • Dolor en articulaciones, artritis, calambres y dolores musculares: el agua cumple una función muy importante como lubricante. Cuando nos empieza a faltar el agua, esta se traslada a las zonas más vitales de nuestro cuerpo, alejándose de articulaciones y músculos.
  • El agua como regulador de la temperatura corporal: sobre todo cuando exponemos nuestro cuerpo a situaciones de calor o ejercicio físico.
  • El agua elimina toxinas y desechos: la deshidratación hace mucho más difícil la tarea vital de eliminación de desechos, estos se acumulan y producen dolores de cabeza y enfermedades renales por ejemplo.
  • El agua como transporte de nutrientes esenciales y el oxígeno hacia el resto de células de nuestro organismo.
  • Además, la falta de agua afecta al apartado psicológico, por ejemplo provocando cambios de humor.

Rara vez relacionamos todos estos efectos provocados con la falta de agua, que es con su verdadera causa, y buscamos y rebuscamos  para acabar tomando medicamentos que aumentan nuestro malestar a causa de los efectos secundarios sin mejorar nuestras molestias originales. Por lo tanto, antes de nada, ¡bebe mucha agua!

la-importancia-del-agua

La falta de agua es la primera causa de fatiga durante el día. Estudios  preliminares indican que de ocho a diez vasos de agua por día podrían aliviar significativamente los dolores de espalda, y el de articulaciones a el 80% de las personas que sufren estos males.

La mera reducción del 2% del agua en el cuerpo humano puede provocar incoherencia en la memoria a corto plazo, problemas con las matemáticas y dificultad en focalizar una pantalla de ordenador o una página impresa.

Beber cinco vasos de agua por día disminuye el riesgo de cáncer de colon en un 45%, de mama en un 79% y en el 50% la probabilidad de desarrollar cáncer de vejiga.

Cómo ya hemos hablado en más de una ocasión, la importancia del agua en una dieta saludable no es una cuestión menor, es que somos un 70% de agua y la necesitamos. Con este artículos intentamos dar a conocer cómo de importante es una buena hidratación diaria y cómo y por qué nos afecta tanto la falta de agua.  Puedes leer otros post relacionados: El agua que nos da la vida.

Que no se te olvide: ¡bebe agua y si te gustó el post, compártelo!

Artículo actualizado el 15/10/2014